TAC de pulmón: detección precoz para salvar vidas

El cáncer de pulmón es el más frecuente en la actualidad. Aproximadamente 1.400.000 nuevos casos son diagnosticados cada año en el mundo. Su incidencia aumenta cada año especialmente en mujeres, debido al aumento de la exposición al tabaco en este sexo. 

 

Se trata, en general de una enfermedad agresiva, cuyo pronóstico depende directamente del estadio en el que se diagnostique. 

 

Es una enfermedad que no presenta síntomas en sus primeras fases, por lo tanto solo una revisión periódica mediante TAC permitirá  el diagnóstico de cáncer de pulmón en fases precoces, cuando es potencialmente curable. 

El cáncer de pulmón solo es curable cuando se diagnostica de forma precoz. 

 

Aproximadamente el 85% de cánceres de pulmón se desarrollan en fumadores o en personas que han dejado de fumar hace poco tiempo. 

Por ello, la mejor medida preventiva es evitar el tabaco, sea como fumador activo o pasivo. 

Después de 15 años sin fumar, el riesgo de padecer cáncer de pulmón de un exfumador se iguala al de un no fumador.

 

Grupos científicos a nivel internacional, llevan años estudiando la idoneidad de realizar TAC de pulmón como método de diagnóstico precoz. Esto quiere decir que un TAC de pulmón con una determinada periodicidad permitiría diagnosticar precozmente los tumores pulmonares, disminuyendo así su mortalidad. 

 

Grupos de investigación de diferentes países ( Reino Unido, USA, Italia, entre otros) han concluido tras una década de screening con TAC pulmonar, que la realización de un TAC pulmonar de bajas dosis a pacientes asintomáticos fumadores mayores de 50 años consigue una disminución de la mortalidad por cáncer de pulmón de un 20%. 

 

Investigaciones consolidadas como COSMOS ( Computed Tomography for Lung Cáncer Screening) o NLST ( National Lung Screning Trial) concluyen también que la realización cuidadosa del estudio de TAC con bajas dosis de radiación, elimina el riesgo de cáncer secundario a radiación ionizante. 

 

TAC de pulmón en Clínica Tesla

 

En Clínica Tesla apoyamos un mundo sin tabaco y animamos a los fumadores a dejar esta adicción.

Desde nuestros inicios, hemos sido pioneros en la utilización del TAC de pulmón con bajas dosis y sin contraste en nuestros exámenes de salud. 

Esta prueba diagnóstica, cómoda, rápida y de escaso riesgo, permite diagnosticar este cáncer tan frecuente y agresivo en sus primera fases, cuando es potencialmente curable. 

En numerosas ocasiones hemos tenido la satisfacción de beneficiar a nuestros pacientes con esta técnica, diagnosticando tumores de pequeño tamaño que tras extirpación quirúrgica y tratamientos oncológicos adyuvantes han gozado de un estupendo pronóstico. 

 

En conclusión,  estamos a favor de institucionalizar la realización de TAC pulmonar con bajas dosis y sin contraste de forma periódica en pacientes fumadores. 

TAC de pulmón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *